Saltar al contenido

José de Escaldón

El coronel José de Escandón y Helguera, nacido el 19 de marzo de 1700 en Soto de la Marina, Santander, Cantabria, y fallecido el 10 de septiembre de 1770 en Santiago de Querétaro, Nueva España, fue un distinguido noble y militar español. Además de ser el fundador y primer gobernador de la provincia del Nuevo Santander en el Virreinato de Nueva España, ostentó el título de I conde de Sierra Gorda y fue caballero de la Orden de Santiago.

Hoy en día, José de Escandón es ampliamente reconocido por su papel fundamental en la introducción de la ganadería en la región de Texas, lo que contribuyó al desarrollo de la cultura de los vaqueros o cowboys. Su legado dejó una huella perdurable en la historia de la región, estableciendo las bases para la actividad ganadera y el estilo de vida asociado a los vaqueros.

Orígenes y familia

Sus padres fueron Juan de Escandón y Rumoroso, y Francisca de la Helguera y de la Llata, quienes también eran naturales y residentes de Soto de la Marina. Fue el benjamín de seis hermanos: Juan, Antonio José, Francisca María, María y Francisco, este último ingresó a la Orden de San Francisco como religioso.

Contrajo matrimonio por primera vez el 9 de diciembre de 1724 en la villa de Santiago de Querétaro, con doña María Antonia de Ocio y Ocampo (nacida en Querétaro en 1705 y fallecida en 1736). María Antonia era hija del capitán don Agustín de Ocio y Ocampo, perteneciente a una acomodada familia de oidores en México, y de doña Ana de Arroyo y Santerbáez.

De esta unión nació una hija llamada Ana María Francisca Ignacia de la Cruz de Escandón y Ocio, quien profesó como religiosa en el Convento de Santa Clara de Querétaro. También tuvo un hijo varón que falleció antes que él, llamado José de Escandón y Ocio, del cual no se tiene información sobre su descendencia, pero en el testamento de José de Escandón se le menciona como «el brigadier don José Escandón, mi hijo difunto», y Canales lo cita como sacerdote en Santander.

Después de enviudar, contrajo matrimonio por segunda vez en Querétaro en 1737, con doña María de la Llera y Bayas, hija de don Santiago de la Llera y Rubalcava, regidor perpetuo del Santo Oficio de Querétaro, y doña Isabel de Bayas y Butrón. Fruto de este segundo matrimonio, José de Escandón tuvo siete hijos, entre ellos don Manuel Ignacio de Escandón y Llera, quien sería el II conde de Sierra Gorda, y el canónigo don Mariano Timoteo de Escandón y Llera, III conde de Sierra Gorda y caballero de la Orden de Carlos III, quien se desempeñó como gobernador del obispado de Michoacán. También tuvo a doña Josefa María Modesta de Escandón y Llera, IV condesa de Sierra Gorda, y a doña María Josefa de Escandón y Llera, V condesa de Sierra Gorda, quien fue la única en tener descendencia a través de su matrimonio con don Melchor de Noriega y Cobielles. De esta unión nacieron Andrés de Noriega y Escandón, quien falleció joven y sin descendencia, y Ana María de Noriega y Escandón, VI condesa de Sierra Gorda, quien se convirtió en monja en el convento de la Enseñanza en Irapuato.

Carrera militar antes de Nuevo Santander

En el año 1715, a los quince años de edad, José Escandón dejó la península ibérica y emigró hacia la Nueva España. Se unió como cadete voluntario a la prestigiosa «Compañía de Caballeros Montados y Encomendados de Mérida» en la ciudad de Mérida. Demostrando valentía, participó en la lucha contra los ingleses en la Laguna de Términos, lo que le valió ascender al rango de teniente y ser destinado a Querétaro. Allí combatió en las guerras contra los apaches, desarrollando un enfoque que consistía en tratar a los indígenas como amigos, con amabilidad, y como enemigos, con firmeza implacable.

En 1727, José Escandón logró pacificar a los pames, quienes se habían sublevado en Celaya, lo que le permitió ascender al puesto de sargento mayor del regimiento. En 1732, sometió a los rebeldes en las minas de Guanajuato y al año siguiente hizo lo mismo en Irapuato.

En 1734, logró pacificar a 10,000 rebeldes indígenas en San Miguel el Grande. Estos notables logros le valieron el ascenso al rango de coronel, el más alto rango militar que alcanzaría en su carrera. Además, se le asignó como ayudante del capitán general de la Sierra Gorda.En 1737, un año después del fallecimiento de su primera esposa, doña Antonia Ocio y Ocampo, contrajo matrimonio por segunda vez con doña María Josefa de la Llera.

En 1742, debido a la amenaza de los ingleses, José Escandón fue trasladado de Querétaro a Veracruz, pero poco después recibió la orden de regresar a Tehuacán. En 1749, se enfrentó a disturbios en Querétaro causados por la hambruna que siguió a una sequía, logrando restablecer la paz. En varias ocasiones, visitó las misiones de la Sierra Gorda, implementando reformas administrativas. También lideró acciones militares contra los tamaulipecos, quienes estaban devastando la región de Nuevo León.