Saltar al contenido

Juan Francisco de Güemes y Horcasitas

Juan Francisco de Güemes y Horcasitas, conocido también como el Conde de Revilla Gigedo, nació el 16 de mayo de 1681 en Reinosa y falleció el 27 de noviembre de 1766 en Madrid. Fue un noble español, militar y funcionario virreinal que desempeñó varios cargos destacados a lo largo de su vida.

Entre 1734 y 1746, ocupó el puesto de Capitán General de la Capitanía General de Cuba. Durante su mandato, llevó a cabo importantes acciones, como la creación de la Compañía de Comercio de La Habana y la expulsión de los británicos de Cuba y Florida. Su labor como líder militar fue reconocida y respetada.

Posteriormente, asumió el cargo de Virrey de la Nueva España, gobernando desde el 9 de julio de 1746 hasta el 9 de noviembre de 1755. Durante su tiempo como virrey, promovió activamente la colonización de California y trabajó en la pacificación de Sonora y Nuevo Santander (actualmente Tamaulipas). Su enfoque en la expansión y consolidación de los territorios españoles en América fue una parte fundamental de su labor administrativa.

Juan Francisco de Güemes y Horcasitas, conocido también como el Conde de Revilla Gigedo, nació el 16 de mayo de 1681 en Reinosa y falleció el 27 de noviembre de 1766 en Madrid. Fue un noble español, militar y funcionario virreinal que desempeñó varios cargos destacados a lo largo de su vida.

Entre 1734 y 1746, ocupó el puesto de Capitán General de la Capitanía General de Cuba. Durante su mandato, llevó a cabo importantes acciones, como la creación de la Compañía de Comercio de La Habana y la expulsión de los británicos de Cuba y Florida. Su labor como líder militar fue reconocida y respetada.

Posteriormente, asumió el cargo de Virrey de la Nueva España, gobernando desde el 9 de julio de 1746 hasta el 9 de noviembre de 1755. Durante su tiempo como virrey, promovió activamente la colonización de California y trabajó en la pacificación de Sonora y Nuevo Santander (actualmente Tamaulipas). Su enfoque en la expansión y consolidación de los territorios españoles en América fue una parte fundamental de su labor administrativa.

En el ámbito de las reformas, Güemes y Horcasitas implementó importantes cambios durante su gobierno. En 1746, realizó una reforma en la hacienda del virreinato y emitió una suma considerable de dinero para circular en la región de Florida. Además, tomó medidas enérgicas contra el contrabando en los puertos de la Nueva España y promovió el aumento de la producción de plata en la colonia.

En asuntos exteriores, mostró una gran preocupación por la seguridad y defensa de los territorios bajo su jurisdicción. Ante la amenaza de una invasión británica durante la Guerra de Sucesión Austriaca, se dedicó a preparar a todas las provincias para enfrentar posibles ataques. También mantuvo relaciones sólidas con Francia y estableció guarniciones en Tejas para evitar posibles incursiones francesas en el territorio.

Después de su servicio como Virrey de la Nueva España, Güemes y Horcasitas regresó a España, donde ocupó el puesto de Capitán General del ejército. Además, fue considerado para los cargos de Virrey de Nueva Granada y de Navarra, y ocupó la presidencia del consejo de Castilla y del Consejo de la Guerra.

La vida y carrera de Juan Francisco de Güemes y Horcasitas estuvieron marcadas por su servicio militar y su destacada labor como funcionario virreinal en Cuba y la Nueva España. Su dedicación a la expansión territorial, las reformas administrativas y la defensa de los intereses españoles dejaron un legado significativo en la historia colonial de América.